Alarmas

Alarma Alámbrica e Inalámbrica

Alarma Alámbrica e Inalámbrica

Las Alarmas Alámbricas para hogar realizan la conexión de todos los sensores con la central y no se puede cortar, manipular o desactivar. Asimismo, también tiene comunicación inalámbrica, permitiendo una doble comunicación por si fallase una de ellas.

Para instalar una alarma para casa por cable como ya se dijo lo primero que hay que hacer es decidir los mejores lugares para colocar los sensores normalmente los espacios elegidos serán puertas y ventanas. La comunicación entre los sensores y la central utiliza una tecnología de encriptamiento que protege la información. Dispondremos de un teclado de tipo alfanumérico y de la posibilidad de controlar nuestra alarma a través de nuestros smartphones o tablets.

En este sentido, las alarmas cableadas son los sistemas más fiables y efectivos que encontrarás en el mercado

Las alarmas con cables suelen tener componentes más económicos que las inalámbricas y son significativamente más duraderas que las que no lo son.

Las alarmas con cables son más recomendadas para áreas industriales, empresas, fábricas, construcciones, granjas, fincas y almacenes, ya que el perímetro a cubrir es mayor en el caso de alarmas cableadas y la comunicación con la central no tendrá mayor interferencia.

Ventajas

  • Máxima fiabilidad.
  • Mayor número de dispositivos a elegir.
  • Posibilidad de mayor tecnología.
  • Menor número de falsas alarmas.
  • Sistema instalado solo por profesionales.
  • Más difícil de sabotear.
  • Los detectores cableados están libres de interferencias funcionando al 100% las 24 horas.

Inconvenientes:

  • Precisa siempre de instalación.
  • Mantenimiento sólo por parte de profesionales.
  • Sin preinstalación requiere instalación compleja.

 

Las Alarmas Inalámbricas tienen la particularidad de conectar los sensores con el panel de control a través de señales en lugar de hacerlo con cables. Salvo esta diferencia, este sistema funciona del mismo modo que uno convencional: los detectores se activan cuando se manifiesta una presencia ajena, humo, etc.; a partir de ahí se envía una señal con la información a la central receptora de alarmas para analizar si se trata de un allanamiento o si se está produciendo algún incidente y en caso de ser así, se notifica inmediatamente al propietario y a los servicios de seguridad.

Las alarmas sin cables son las más utilizadas en la actualidad por ello, las alarmas sin cables son idóneas para cualquier tipo de vivienda particular, sobre todo de tamaño pequeño o mediano. Asimismo, también cumplen su función perfectamente en un local comercial independientemente de cuántos metros cuadrados tenga

Ventajas de las alarmas sin cables

  • Para realizar la instalación no es necesario realizar ninguna obra o reforma en la vivienda o en el lugar donde se coloque. Además de ser sencilla, esta tarea es sumamente rápida.
  • Tanto la adquisición del sistema como el montaje tiene un coste menor que en el caso de las alarmas con cables.
  • En el supuesto de que ya no sea necesario contar con una alarma, la desinstalación de la misma sin cables es mucho más fácil que en el otro tipo.
  • Por norma general, los sistemas sin cables son más estéticos y el acabado suele ser mucho más limpio para no entorpecer la decoración del lugar.
  • El acabado es elegante y discreto.
  • Los detectores siguen funcionando, aunque haya un corte de electricidad.

Desventajas de las alarmas sin cables

  • Riesgo de mal funcionamiento por interferencias
  • Costes de mantenimiento superiores
  • Largos tiempos para dar alerta de sabotaje
  • Riesgo de inhibición
  • Existe muy poca variación de modelos y tipos de detectores respecto a los disponibles cableados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *